10 de marzo de 2014

Voz en off.

Aquí estás otra vez. Llegando a casa con la mente cansada y con el insomnio esperándote paciente. 
Te pones a prueba todos los días, como si tuvieras la fuerza suficiente para poder contra cada pequeño desastre. Y mientras no te das cuentas que vas creciendo, te vas olvidando que tienes alas, por andar demasiado ocupada en un día volar alto. Y dejaste pasar las tardes para el recuerdo, los amores que recordar, las historias que contar. Te duelen las memorias que no tienes. Mientras tus ojos cafés observan las luces de las calles grises donde naciste, te sientes lejana en tu propia tierra. Y te sientes la criatura más extraña por emocionarte hasta las lágrimas cuando te conectas con el viento y los árboles, hija del infinito que aún no tiene un inicio claro. Asumiste que callar los pesares era a única forma de sobrevivir al frío de la gente, cuando no te dabas cuenta que tus sentimientos se escapaban por tus poros. Y te das cuenta que por querer mantener tu luz encendida, en secreto, te quedaste a oscuras. 

3 comentarios:

  1. Me gusta pensar que una nueva luz aparecerá y la oscuridad no sera eterna. :) Saludos

    ResponderEliminar
  2. Buenas, enhorabuena por el blog, me gustaría intercambiar enlaces contigo y que nos sigamos mutuamente.
    Un enorme saludo desde http://orgullobenfiquista.blogspot.com/
    http://bufandasybanderasamps.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. Es hermoso lo que has escrita, y pienso lo mismo que Lilia, la oscuridad no sera eterna
    Un saludo

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por visitarme, y por sobre todo darme una gran sonrisa! Que tengas un lindo día, y siempre serás bienvenido a este rincón de letras ♥